Contáctanos Síguenos
Suscríbete
Volumen 15, número 1
Mar / Abr 2017 . vol. 15 / núm. 1

Impacto de calidad por diseño en proveedores de excipientes para productos tópicos: Parte II: Expectativas razonables.

Este artículo aclarará las expectativas razonables de las responsabilidades de los desarrolladores de formulaciones de productos tópicos y de los proveedores de excipientes con respecto a la información y las muestras para los experimentos necesarios para una QbD.

Por David W. Osborne

QBD PARA EXCIPIENTES



David W. Osborne

Este artículo aclarará las expectativas razonables de las responsabilidades de los desarrolladores de formulaciones de productos tópicos y de los proveedores de excipientes con respecto a la información y las muestras para los experimentos necesarios para una QbD.

Como se señaló en la parte I de esta serie (1), las técnicas modernas de gestión de calidad enmarcadas en términos de conceptos regulatorios farmacéuticos han sido colectivamente denominadas calidad por diseño (QbD, Quality by Design). QbD puede definirse como un enfoque científico, basado en riesgos, integral y proactivo para desarrollo de productos farmacéuticos. Comienza en la etapa de concepto del producto y se aplica a lo largo de su desarrollo y comercialización.

La industria farmacéutica está adoptando QbD para productos tópicos tanto para solicitudes de nuevos fármacos (NDA) como para solicitudes abreviadas (ANDA) de productos. Publicaciones recientes (2-4) específicas para productos tópicos dermatológicos han sido útiles proporcionando orientación a científicos de desarrollo que fabrican productos farmacéuticos tópicos. QbD es verdaderamente el nuevo paradigma del desarrollo de productos tópicos y también se está aplicando a productos tópicos que han estado en el mercado durante muchos años.

El objetivo de la parte II de esta serie de dos partes, es revisar expectativas razonables de clientes con respecto a información de excipientes y solicitudes de muestras. Cuando el científico de desarrollo de productos implementa el enfoque QbD, se plantean preguntas significativas sobre excipientes que rara vez fueron consideradas durante el viejo paradigma de "calidad por prueba". A los proveedores de los excipientes se les pide que caractericen más ampliamente sus materiales y suministren material que este dentro de especificación del proveedor. Al igual que en la Parte I, este tema se limitará a preparaciones tópicas dermatológicas (tanto NDA como ANDA) que se pretende sean localmente activas.

Definición de equivalencia
Los términos comúnmente usados para clasificar la semejanza del producto al discutir el diseño de equivalencia, se definen como sigue:

  • Q1 significa que los productos de prueba y referencia tienen los mismos componentes.
  • Q2 significa que los productos de prueba y referencia tienen los mismos componentes en la misma concentración.
  • Q3 significa que prueba y referencia tienen los mismos componentes en la misma concentración con la misma disposición de la materia (microestructura). La similitud estructural se establece mediante comparaciones entre el producto de prueba y el producto de referencia de características fisicoquímicas, tales como tamaño de partícula del fármaco, capacidad de esparcimiento, viscosidad, pH y concentración de fármaco en fase acuosa. La similitud funcional se establece mediante comparaciones entre el producto de prueba y el producto de referencia utilizando pruebas de liberación in vitro del fármaco (4).

El significado de ser "lo mismo" como se define en Q1 y Q2 se razona como sigue. Una dificultad para el formulador de tópicos semisólidos es que algunos de los excipientes usados para productos farmacéuticos no se encuentran compendiados, sino que se usan comúnmente en productos cosméticos. Por lo tanto, hay disponibles decenas de diferentes grados de ciertos excipientes que tendrán el mismo nombre. La pureza molecular de un excipiente, tal como ácido esteárico, puede oscilar entre 50% para grado alimenticio y más de 98% para un grado de alta pureza utilizado como lubricante en el proceso de tableteado farmacéutico. Por lo tanto, la verificación de pureza molecular del "mismo" excipiente de diferentes proveedores deberá ser documentada por el desarrollador del producto tópico. Se solicita al proveedor de excipientes tanto resultados de pruebas como métodos utiliados en la prueba para establecer que su excipiente es cualitativamente igual (Q1) al excipiente suministrado por un competidor. Esta verificación es más fácil para excipientes compendiados, sin embargo, algunas monografías del National Formulary (NF) y de la Farmacopea de Estados Unidos (USP) están suficientemente anticuadas tal manera que no se asegura que las materias primas que pasan todas las pruebas sean equivalentes. Para los productos ANDA, se utiliza ingeniería inversa para seleccionar excipientes que son los mismos que los excipientes utilizados en el fármaco de referencia (RLD).

Crea una cuenta o inicia sesión para leer todo el contenido, ¡es gratis!